¿Alguna vez ha examinado realmente sus auriculares? Si es así, entonces debe haber observado suciedad desagradable y un hedor acre colgando de las almohadillas. El olor generalmente se desprende del sudor acumulado durante mucho tiempo en las almohadillas de cuero de los auriculares supraaurales. Afortunadamente, no es necesario que descarte el dispositivo todavía; ¡todo lo que tienes que hacer es limpiarlos a fondo!

 Los audífonos inalámbricos son una parte cotidiana de su vida y deben mantenerse higiénicos al igual que otros artículos personales que usa con frecuencia. Aparte del hedor que emana del dispositivo, la suciedad acumulada puede reducir la calidad del sonido y, en última instancia, acortar su vida útil.

 Esto es especialmente degradante si se trata de audífonos para juegos o audífonos para música, ya que el sonido deficiente arruina su música y su experiencia de juego.

 ¿Estás convencido de que tus auriculares necesitan una limpieza a fondo ahora? En caso afirmativo, siga leyendo para obtener una guía paso a paso para mantener sus auriculares limpios y duraderos.

 

Herramientas importantes

  • Jabón
  • Agua
  • Paño no abrasivo o de microfibra
  • Frotar alcohol o desinfectante de manos
  • Bastoncillos de algodón
  • Adhesivo

 

Método

Ya sea que tenga auriculares inalámbricos lujosos o baratos, estos cuatro sencillos pasos no solo los limpiarán, sino que también los restaurarán para que funcionen de manera óptima.

 

 1.Desmontar las almohadillas de los auriculares

 Comience separando las almohadillas para los oídos del resto del equipo. No te preocupes; Esto es fácil de hacer. La técnica es universal, es decir, se puede aplicar a varios tipos de auriculares, incluidos, entre otros, auriculares de estudio, auriculares PS5 o auriculares Xbox One.

 

2.Quite las almohadillas para los oídos y déjelas a un lado.

Mezcla un poco de agua tibia y jabón para platos que no daña la piel en un tazón.

Exprima la mayor cantidad de agua posible del paño y luego utilícelo para limpiar la superficie exterior del dispositivo.

Cuando esté completamente satisfecho de haber llegado a todos los rincones importantes, limpie la humedad y deje que los auriculares se sequen por completo.

 

3.Desinfecte los componentes exteriores

 El siguiente paso es eliminar los microbios que podrían haber crecido en los entornos sucios que son sus auriculares. Para hacer esto:

  • Humedezca un paño pequeño con un poco de desinfectante. Puede sustituirlo con desinfectante para manos u otros productos a base de alcohol si no tiene un desinfectante.
  • Limpie con cuidado las superficies externas de las almohadillas para los oídos y todo el cuerpo del dispositivo.
  • Luego, sumerja un bastoncillo de algodón en el desinfectante y luego úselo para limpiar las esquinas de las almohadillas de las orejas de difícil acceso.

 Aunque estos tres sencillos pasos son todo lo que tiene que hacer con los auriculares normales, tenga en cuenta que los tipos especiales, como los auriculares con cable con micrófono y los auriculares supraaurales con cable, pueden requerir más atención, es decir, limpiar sus respectivos accesorios.

 

4.Retire la suciedad acumulada

 Vierta más alcohol o desinfectante en la malla de espuma de los auriculares y frótelos para eliminar la suciedad y los gérmenes acumulados. Deje que las almohadillas se ventilen y se sequen por completo antes de volver a montarlas.

 

5.Use una aspiradora para una limpieza profunda

 Si aún observa suciedad en los auriculares después de hacer todo lo anterior, pruebe con una aspiradora para audífonos. La práctica herramienta es un sistema de aspiración para audífonos, pero también puede extraer de manera eficiente la cera y la suciedad de larga duración.

 

Ahí tienes la rutina de limpieza perfecta para tus auriculares en 4 sencillos pasos. Sin embargo, además de la limpieza frecuente, hay algunos otros pasos que debe seguir para mantener sus auriculares en óptimas condiciones durante mucho tiempo. Algunos de ellos son:

  • Después de la limpieza, asegúrese de limpiar los auriculares para que estén completamente secos. Si la humedad permanece demasiado tiempo, puede dañar el dispositivo.
  • No apliques productos químicos agresivos a tu dispositivo y solo usa jabón agradable para la piel para evitar irritar la piel de tus oídos.
  • Mantenga sus auriculares inalámbricos en un soporte para auriculares. Son baratos y mantendrán su amado dispositivo alejado de materiales como el agua que puedan dañarlo.
  • Guarde los auriculares en un estuche cuando no los utilice para evitar la acumulación de polvo.
  • Mantenga sus oídos si desea reducir la limpieza frecuente de sus auriculares.

 

Conclusión

No dejes que esos buenos auriculares se desperdicien. En su lugar, límpielos a fondo con la guía simplificada anterior y se sorprenderá de cómo suenan como nuevos nuevamente.

Compartir es demostrar interés; ¡Comparte este artículo con tus amigos!